Gimnasia Pasiva

Se trata de máquinas con electrodos que tonifican y fortalecen la musculatura mediante pequeñas descargas eléctricas similares a las que emite el cerebro (estimulación neuromuscular), provocando el movimiento involuntario de los músculos a diferentes intensidades.

Al principio la utilizaban los deportistas para aumentar su rendimiento y recuperarse de lesiones, y ahora son un auténtico boom en el campo de la estética.

Estos aparatos tienen distintos programas con diferentes usos: forma física (fuerza, musculación, entrenamiento, resistencia aeróbica), salud (alivia dolores musculares, piernas pesadas, alivio de calambres y masajes relajantes) y estética (tonificación).

Esta gimnasia pasiva no resulta peligrosa y es recomendada en algunos casos por los médicos.

Esta nueva gimnasia es ideal para quien no quiere sufrir con el ejercicio, cansarse, sudar o tener agujetas.

Aunque pueden practicarla personas de todas las edades, está contraindicada para las mujeres embarazadas.

Tampoco debe realizarse después de comer, durante la digestión.

Este tipo de máquinas sólo se encuentran en centros de rehabilitación o estética corporal. Suele haber varias, una para cada zona muscular (glúteos, piernas o abdominales), y funcionan mediante programas creados según las características personales de cada individuo.

→ pide cita previa llamando al teléfono 93 385 85 85


Pida cita previa llamando al 93 385 85 85 | Condiciones de uso